Saltar al contenido
Tensiómetros

Presión Arterial

La tensión arterial es un término que refiere a la presión que se produce en las arterias con cada uno de los latidos del corazón.



El nivel de conocimiento de la enfermedad se ha tratado de ampliar a través de diversos medios y con ayuda de organismos sanitarios internacionales, destaca entre ellos la Organización Mundial de la Salud.

El interés por difundir información sobre esta enfermedad silenciosa, obedece al deterioro que paulatinamente sufre el organismo de quienes la padecen.

Pues esta patología que caso es una epidemia, suele ser la causa de la insuficiencia en el funcionamiento de órganos como los riñones, los vasos sanguíneos, algunas patologías de la visión e incluso auditivas.

Destacan entre las consecuencias graves de la hipertensión arterial, los accidentes cerebro vasculares así como los paros cardiacos e infartos al miocardio.

Es por ello que el control de esta patología preocupa a los especialistas médicos, dada la prevalencia de su incidencia a nivel mundial.

Los informes de morbilidad relacionados con la tensión arterial, causan alarma en la sociedad médica. De manera que la promoción de hábitos alimenticios así como el combate al sedentarismo, ha sido la bandera que acompaña a muchos de los movimientos pro salud del mundo.

La hipertensión arterial descompensada puede controlarse con adecuados hábitos del estilo de vida, como cambios alimenticios, ejercicio moderado, abandono del tabaco y alcohol, además del tratamiento farmacológico.Título – Título del sitio La hipertensión arterial descompensada puede controlarse con adecuados hábitos del estilo de vida, como cambios alimenticios, ejercicio moderado, abandono del tabaco y alcohol, además del tratamiento farmacológico.


El diagnóstico de la hipertensión arterial.


hipertension

Para diagnosticar a un hipertenso, el medico cardiólogo recurre a una serie de exámenes de laboratorio clínico, así como la medición de la presión.

En este sentido el tensiómetro, es el instrumento de medición que ayuda a registrar los valores de presión arterial.

El análisis del historial de los niveles de presión arterial, tomados a diferentes horas del día por un lapso de tiempo, permite determinar si se padece de hipertensión.

Las repeticiones de medidas como 140/ 90 mmHg pudieran sugerir el padecimiento de la enfermedad.Título – Título del sitio Las repeticiones de medidas como 140/ 90 mmHg pudieran sugerir el padecimiento de la enfermedad.

  • La primera cifra de la medición refiere a la presión en las arterias cuando el corazón se contrae, y es conocida como presión sistólica.
  • El segundo valor de la medición refiere a la presión en las arterias cuando el corazón se relaja y se le conoce como la presión diastólica.

Estos pues es relacionado con síntomas como mareos, cefaleas, afecciones visuales, auditivas, micción urinaria disminuida. Suelen también aparecer arritmias cardiacas, generalmente ritmos acelerados del latido del corazón o taquicardia.

Los niveles normales de presión, están alrededor de 120 mmHg en la presión sistólica y 80 mmHg para la presión diastólica.


El género y la edad influyen en la presión arterial.


La tensión arterial es más alta durante el día y se reduce durante el sueño, cuando desciende algo más del 10% que cuando se está activo.



El envejecimiento es un factor que predispone y el riesgo aumenta con el paso de los años. En la andropausia es menos común que en la menopausia.

En temporadas calurosas del año como durante el verano, la presión suele aumentar. Mientras que puede disminuir durante las estaciones de frio.

La inteligencia emocional y el control de estrés ayudan a mantener los niveles normales de presión arterial. Los sentimientos y emociones como dolor, tristeza o ira pueden elevar transitoriamente la presión.

El factor genético incluye también en la predisposición a esta enfermedad, así pues algunas personas heredan la tendencia a padecer de presión arterial.


La alimentación influye directamente en la hipertensión arterial.


El organismo es una maquina perfecta que reconoce y exige la satisfacción de sus necesidades. De manera que el cuerpo anatómicamente hablando, falla cuando alguna provisión le falta o le sobra.


comida grasa causa hipertensión

Así pues existen alimentos y bebidas que están demás y que en consecuencia desencadenan patologías como la hipertensión arterial.

  • La sal de mesa: es una sustancia en cuya estructura química se encuentra el sodio y cloro. El organismo por su parte está programado para requerir tan solo 9 gramos de sal, por cada 100 litros de agua. De manera que un exceso de sal en el organismo, amerita la retención de líquidos, para diluir esta sal.
  • Es por ello que el hipertenso recibe indicación médica de dieta hiposódica, es decir baja en consumo de sal, puesto que a más sal, menos eliminara líquidos, por lo que se aumentara la presión dentro de organismo, observándose una disminución de la función de los riñones y la consecuente hinchazón del hipertenso.
  • Las grasas: entre los factores de riesgo que inciden en la prevalencia de esta enfermedad, se encuentra el consumo en exceso de grasa. Los lípidos son sustancias que tienden a depositarse en las paredes de las arterias, formando obstáculos para el cómodo flujo sanguíneo.
  • Estos obstáculos denominados ateromas, en ocasiones obstruyen el paso de la sangre por lo que se aumenta la presión sanguínea.

El alcohol y tabaquismo en la hipertensión arterial.


Estudios recientes confirman que el consumo de alcohol trae consigo efectos nocivos a la salud, y se considera el principal factor de riesgo de afecciones cardiovasculares como la hipertensión.


Alcohol y hipertension

Europa, gran parte de América Latina y Suráfrica son las partes del mundo donde el alcohol está relacionado con la tensión arterial, en un nivel alarmante.

Cuando se ingiere en exceso bebidas con contenido de alcohol, en realidad puede aumentar la presión arterial y reducir la eficacia de los medicamentos antihipertensivos. Mientras que el tabaco incluyendo fumadores pasivos incide principalmente en Norteamérica.

Ambos hábitos suelen causar obesidad y por lo tanto acumulación de lípidos formando depósitos de grasa que repercuten en el flujo sanguíneo.

El consumo de tabaco, incluyendo ser fumador pasivo, es el factor de riesgo principal en la parte oeste de Europa, así como en Norteamérica.


tabaco causa hipertension

Estas práticas desencadenan obesidad y por lo tanto acumulación de lípidos en el organismo, especialmente formación de ateromas que afectan el flujo sanguíneo y por tanto aumentan la presión arterial.


El control de la presión arterial.


Además de los hábitos alimenticios bajos en grasa y sal, se recomiendan la disminución del consumo de alcohol y tabaco.

Asimismo se debe cumplir la prescripción médica, respetando el horario de administración de cada fármaco.


tensiometro de muñeca

Comprar tensiómetros, para tenerlos en casa y facilitar la medición de la presión arterial, no es mala idea. El ahorro de tiempo y la disminución de traslados a la farmacia o al centro ambulatorio, forman parte de los beneficios de disponer de un tensiómetro en el hogar.

Las partes básicas del tensiómetro son la válvula para el manejo de la bomba o pera, una pieza de caucho que infla el brazalete, el cual se conecta a ella a través de un tubo. Otro tubo une al brazalete con el manómetro.

Por otra parte está la vía o manguera que moviliza el aire desde la bomba y lo traspasa al manómetro. El estetoscopio es la pieza que permite escuchar los sonidos del ritmo cardiaco.

De variados modelos, diseños y formas de manejar, los tensiómetros son comercializados en farmacias, tiendas especializadas en instrumentos médicos y a través de la web. El precio varía entre las diferentes marcas y modelos disponibles en el mercado.

Existen dos tipos básicos de tensiómetros o esfigmomanómetros, los manuales y los digitales. Estos últimos a su vez se comercializan en diseños automáticos de tensiómetros digitales para muñeca, tensiómetros digitales para dedo y tensiómetros digitales para brazo.

  • Tensiómetros manuales: Funciona calculando la presión al utilizar la altura de una columna de mercurio. Son complejos de usar y se recomiendan para el manejo por parte de profesionales de la salud.
  • Tensiómetros digitales: Son sencillos de usar y se recomiendan para aquellas personas que deseen controlar frecuentemente su presión en la comodidad de su hogar. Con sus cálculos electrónicos y su funcionamiento oscilométrico miden las fluctuaciones de la presión.

Recomendaciones para el hipertenso.


El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la hipertensión arterial. Una fecha en la que cada año la Organización Mundial de la Salud invita a la población de todo el planeta a realizarse controles cardiológicos que ayuden a prevenir esta patología y sus consecuencias, como los infartos y los accidentes cerebrovasculares.

Los hipertensos deben basar su tratamiento más en hábitos de vida saludables que en el consumo de fármacos. Algunos hipertensos pretenden mantener hábitos que inciden en el aumento de la presión arterial, enfocándose solo en el cumplimiento del tratamiento farmacológico.

La realidad es clara, los fármacos por si solos no controlan la tensión arterial. Algunas sugerencias para ayudar al control de los niveles de tensión incluyen:

  • Dieta alimenticia baja en carbohidratos, lípidos y sal.
  • Consumo de frutas y verduras diuréticas y abundante agua para mantener los riñones activos, depurando al organismo de toxinas y evitando la retención de líquidos o edematizacion.
  • Disminución del consumo de alcohol y tabaco.
  • Estricto cumplimiento del tratamiento farmacológico.
  • Ejercicio frecuente, caminar, trotar, bailar, pasear a la mascota, patinar o incluso manejar la bicicleta.
  • Junto a la sana alimentación, el deporte anaerobio se considera el mejor método no farmacológico para controlar la presión arterial.
  • Con este hábito, no solo se consigue disminuir la presión arterial sino además ayuda a controlar el sobrepeso, la hipercolesterolemia y la diabetes, que constituyen factores de riesgo de la hipertensión.
  • Reducir el consumo de la cafeína pues suele ocasionar aumentos repentinos de presión arterial.
  • Controlar la ansiedad y el estrés, los cuales conllevan a arritmias cardiacas que afectan los niveles de presión arterial.
  • Si la carga de responsabilidad agobia, es saludable hacerse unos minutos diarios de relajación, darse unos masajes, y cada cierto tiempo dar paseos al aire libre, en contacto con la naturaleza y lejos del caos citadino.

Todo ello en busca de mantener el peso adecuado, tonificando la musculatura no solo motora sino además de las venas para evitar varices, la musculatura del corazón tonificando el músculo cardiaco. Todo aunado a un estado emotivo relajado, donde exista control de las emociones.


Acciones a tomar en una crisis de hipertensión.


Cuando una persona sufre una crisis de tensión alta, se requiere mantener el control, la serenidad y la calma para no entrar en pánico.

Se considera crisis hipertensiva, cuando la medida de tensión sistólica supera los 180mmHg.

Causan comúnmente crisis hipertensivas, el faltar al estricto cumplimiento del tratamiento farmacológico, olvidando dosis del fármaco prescrito, o el consumo inadecuado de alimentos restringidos en la dieta.

Lo alarmante de una crisis, es que esta pusiera llevar al paciente una insuficiencia cardiaca o mal funcionamiento del miocardio, incluso comprometer la vida del individuo.

En una crisis de hipertensión, la persona puede sentir, dolor de cabeza, marearse, aumentar el ritmo cardiaco o sentir taquicardia, puede además referir dolor en los ojos o incluso dolor en el pecho.

La reacción inmediata debe ser consistir en la búsqueda de atención médica, respetando la gravedad de la situación, esto no implica alarmar al individuo hipertenso, sino recurrir a la atención especializada.

La reacción debe ser eficiente, controlada pero rápida. En el centro asistencial, los especialistas suelen realizar un diagnóstico de emergencia con evaluación clínica que implica entre otros, el examen físico y las respectivas pruebas de laboratorio.


Los no menos importantes episodios de hipotensión..


La baja de presión arterial es tan delicada e importante como la subida de tensión. Se caracteriza por mareos, visión nublada, debilidad repentina y en ocasiones desvanecimiento.

El desmayo ocurre como una reacción de defensa del organismo para situarse horizontalmente. Esta posición ayuda al flujo sanguíneo a llegar hasta el cerebro.

La reacción inmediata en un episodio de hipotensión, se basa en:

  • Comprobar que la persona tiene pulso y respira. De no sentirse latido o respiración, se debe realizar la reanimación cardiopulmonar y llamara a urgencias.
  • Aflojarle las prendas y ropa.
  • Colocar algún apoyo bajo las piernas del individuo hipotenso y dejarle reincorporarse tranquilamente. Al levantar las piernas se favorece el flujo de sangre al cerebro.

Sea por hipertensión arterial o por hipotensión, se debe conocer el manejo del tensiómetro y medir la presión arterial frecuentemente en casa, ello facilita las correcciones de hábitos cuando los niveles normales cambian.

En consecuencia comprar un tensiómetro y tenerlo en casa es una de las medidas que muchos adoptan para hacerse un seguimiento de sus valores de presión.